El Máster en Ingeniería Informática que se imparte en la Escuela Politécnica se ha caracterizado desde hace años por el dinamismo en su contenido. El personal docente se esfuerza en adaptar las lecciones al exigente mundo laboral, así como incluir las últimas tendencias en tecnología. De esta manera, se involucra a los estudiantes de una manera más motivante en las dinámicas de trabajo.

Siguiendo esta filosofía, el Proyecto 4IE+, por segundo año consecutivo, ha propuesto a los alumnos el reto de desarrollar proyectos que ayuden a los ancianos en la vida diaria. Fruto de esta idea, se han planteado dos proyectos que han sido implementados desde las más tempranas fases de diseño hasta lograr un prototipo final.

El primero de los grupos propuso un asistente de voz que funciona sin Internet y permite al anciano interactuar con la televisión, así como con más elementos de la casa. A través del uso de sensores, el dispositivo comprueba cuándo el anciano se levanta del sofá, pausando la reproducción de sus programas favoritos y reanudándolos cuando regresa. El prototipo propone numerosas posibilidades y se trata de una idea que puede dotar de comodidad a hogares situados en zonas remotas que carezcan de conexión a Internet.

El segundo grupo planteó una pulsera inteligente capaz de obtener el ritmo cardiaco del anciano y detectar posibles anomalías. De esta manera, se convierte en una herramienta sanitaria muy útil que permite conocer emergencias médicas y notificarlas a cuidadores o familiares más cercanos. Además, toda la información se registra, permitiendo evaluar los resultados y conociendo el historial del paciente. Con estas funcionalidades, el proyecto abre una línea especialmente relevante en el cuidado activo de los ancianos, planteando una idea sólida y bien ejecutada.

Como resultado del reto, el Proyecto 4IE evaluó el resultado de los proyectos planteados, debiendo establecer un ganador entre los dos. Sin embargo, el alto nivel de las propuestas, así como la destacable calidad de los prototipos, no facilitó la tarea al jurado, el cual no fue capaz de determinar un primer puesto determinista. Al final, ambos trabajos fueron galardonados en un resultado de empate final más que justo.

Los galardones consistieron en los últimos gadgets tecnológicos como Mi Band 4, Alexa de Amazon o auriculares bluetooth. Sin lugar a dudas, se tratan de una recompensa que ayudará en el día a día de los estudiantes a seguir en la vanguardia de la tecnología.