El pasado jueves 24 de mayo, investigadores del “Grupo de Investigación de Estudios en Sociedad, Cultura y Salud” (GISCSA), que forman parte del equipo del proyecto “Investigación e Innovación en el Envejecimiento” (4IE), iniciaron el trabajo de campo vinculado a una de las actividades y líneas de investigación, articulada en torno al contexto de la alimentación.

El objetivo de este subproyecto es conocer la situación nutricional de la población anciana en zonas rurales de Extremadura y Alentejo a través de la descripción de las prácticas alimentarias y su vinculación con ideologías, sistemas de abastecimiento y disponibilidad, economía y otros elementos que construyen la seguridad alimentaria de estas zonas. Se realizará para ello un mapeo de los procesos de abastecimiento y se utilizarán diferentes métodos para la recogida de datos, como la entrevista en profundidad o cuestionarios 24h menu recall o household food inventories.

La localidad escogida para este inicio fue Casares de las Hurdes, municipio del norte de Extremadura, que por sus características sociodemográficas resultan significativas para este estudio. En primer lugar, se mantuvo una reunión con el alcalde de la localidad y las autoridades para dar a conocer los objetivos y metodología que se van a llevar a cabo en la investigación y se trabajó en el cronograma de las entrevistas que se van a realizar en las próximas semanas.

Por otro lado, se realizó una primera aproximación al mapeo de los procesos de abastecimiento y se mantuvieron conversaciones informales con posibles informantes para las entrevistas en profundidad que se llevaran a cabo durante el estudio. En los próximos meses se llevará a cabo el trabajo de campo de una forma más intensiva en esta y otras localidades de Extremadura.