En un intento por mejorar la capacidad de las personas para acceder, comprender y utilizar la información correcta para mantener una buena salud, Portugal ha iniciado un Plan de Acción de Alfabetización para la Salud, que alienta la participación activa de sus ciudadanos en las decisiones de atención médica.

Con un 8,6%, Portugal tuvo la proporción más baja de personas con excelentes niveles de alfabetización en salud en comparación con los otros países de la encuesta europea, con un promedio del 16,5%. Portugal también tuvo una mayor proporción de personas con niveles problemáticos de educación en salud, con un 38,1%, en comparación con un promedio europeo del 35,2%.

Del mismo modo este proyecto da una oportunidad para enfocar otros objetivos de salud nacionales, como mejorar la calidad de vida de las personas mayores de 65 años y reducir la obesidad y el porcentaje de fumadores del país.